Comisión Global encuentra que un Mejor Crecimiento Económico puedo cerrar la Brecha de Emisiones

WASHINGTON, D.C./LONDRES (7 de julio de 2015) – Un nuevo informe publicado por la Comisión Global sobre la Economía y el Clima identifica diez oportunidades económicas clave que podrían reducir el 96% de la brecha entre las emisiones generadas actualmente y el nivel que se necesita para limitar el peligroso avance del cambio climático. El informe hace una llamado para lograr una mayor cooperación entre gobiernos, empresas, inversionistas, ciudades y comunidades para impulsar el crecimiento económico bajo en carbono.

“Este informe muestra que el éxito está a nuestro alcance: podemos lograr crecimiento económico y reducir la peligrosa brecha de emisiones”, dijo el ex Presidente de México, Felipe Calderón, quien encabeza la Comisión: “El informe que hoy presentamos nos muestra que la meta que alguna vez pensamos distante está cada vez más cerca. Juntos podemos lograr prosperidad económica y disminuir los efectos negativos del cambio climático. Pero los gobiernos, ciudades, empresas e inversionistas necesitan colaborar de manera más estrecha y tomar ventaja de los recientes desarrollos tecnológicos. No podemos dejar que esta oportunidad se nos vaya de las manos.”

El nuevo informe, Aprovechando la Oportunidad Global: Colaboraciones para un Mejor Crecimiento y un Mejor Clima, muestra como las recientes tendencias en la economía global – tales como la dramática caída del costo de la energía limpia, la constante volatilidad de los precios del petróleo y el crecimiento a nivel mundial del precio del carbono – están impulsando el desarrollo económico bajo en carbono.

“Más y más países se están comprometiendo a integrar la acción climática en sus planes económicos nacionales, desde la declaración reciente del G7 sobre la necesidad de descarbonizar la economía para finales del siglo, hasta el desarrollo de estrategias de crecimiento bajas en carbono y resistentes al clima en una serie de economías en desarrollo y emergentes”, dijo Lord Nicholas Stern, economista principal y copresidente de la Comisión. “El nuevo paradigma será un fuerte crecimiento económico que también sea bajo en carbono”.

Las 10 recomendaciones de la Comisión incluyen:

  • Incrementar la colaboración entre ciudades, como en el Pacto de Alcaldes, para guiar el desarrollo urbano bajo en carbono. Las inversión en transporte público, la construcción con procesos eficientes y un mejor manejo de desechos podría ahorrar hasta $17 billones de dólares a nivel mundial para el 2050.

  • Fortalecer iniciativas tales como REDD+, 20x20 en América Latina y la Alianza Africana de Agricultura Climáticamente Inteligente para unir a países forestales, economías en desarrollo y al sector privado para detener la deforestación para el 2030 y restaurar las tierras agrícolas degradadas. Esto incrementaría la productividad agrícola, fortalecería la seguridad alimentaria y mejoraría las condiciones de vida para las comunidades agrícolas y forestales.

  • Los gobiernos, bancos de desarrollo y el sector privado deberán colaborar para reducir el costo del capital para proyectos de energía limpia, con el objetivo generar inversiones por $1 billón de dólares en países desarrollados y en desarrollo para el 2030.

  • El G20 deberá incrementar los estándares de eficiencia energética en las principales economías del mundo para productos tales como electrodomésticos, iluminación y vehículos. La inversión en la eficiencia energética podría generar hasta $18 billones de dólares a nivel global para el 2035.

  • El implementar acciones bajo los tratados internacionales de aviación y marítimos y el Protocolo de Montreal sobre hidroflourocarbonos (HFC) podrían reducir la producción de emisiones hasta en un 2.6 Gt para el año 2030. Tan sólo en transporte de productos y mercancias, se espera que la implementación de mayores estándares de eficiencia ahorren en promedio $200 mil millones de dólares en costos anuales de combustible para el año 2030.

La Comisión calcula que sus recomendaciones podrían lograr una disminución de hasta un 96 por ciento de las emisiones para el año 2030 que son necesarias para mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C, nivel que los gobiernos han prometido no rebasar.

El informe concluye que en el mercado global actual, los bienes y servicios bajos en carbono tienen un valor de cerca de $5.5 billones, con un crecimiento del 3 por ciento anual. También hace un llamado para crear nuevas alianzas entre empresas para abrir nuevos mercados, compartir costos y disminuir las preocupaciones sobre los impactos de competitividad internacional por la implementación de políticas públicas climáticas.

“La empresas ya se están preparando para un futuro bajo en carbono, y en muchos sentidos están a la vanguardia. Por ejemplo, las empresas que representan al 90 por ciento del comercio mundial de aceite de palma, incluyendo la nuestra, se han comprometido a implementar cadenas de suministro libres de deforestación para el año 2020”, dijo Paul Polman, Director Ejecutivo de Unilever.

La Comisión indica que las acciones identificadas en Aprovechando la Oportunidad Global incrementarían el impacto de los compromisos nacionales (“Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional,” o INDC, por sus siglas en inglés) que ya están siendo presentados por los países en preparación para la conferencia climática (COP 21) en París a realizarse en diciembre. Del mismo modo, hace un llamado para que las INDC sean vistas como “límites mínimos, no máximos” de los objetivos nacionales de disminución de emisiones.

“Sabemos que es probable que los actuales compromisos de INDC no nos lleven a los 2°C que el mundo necesita. Pero este informe muestra que existe un espacio significativo para llevar a cabo acciones más fuertes a beneficio del propio interés económico de los países”, dijo Michael Jacobs, Director del Informe, Nueva Economía Climática. “Por lo tanto es esencial que el acuerdo climático de París ponga en marcha un proceso ordinario para el fortalecimiento de los compromisos nacionales, rumbo a una meta a largo plazo para reducir emisiones a casi cero en la segunda mitad de este siglo”.

“Este informe destaca la gran oportunidad que actualmente tienen los países para intensificar la acción climática mientras se impulsa el crecimiento económico y el desarrollo”, dijo Helen Mountford, Directora de Programa Global de la Nueva Economía Climática. “El crecimiento económico global y las emisiones de carbono comienzan a disociarse: el año pasado, por primera vez en décadas, las emisiones se mantuvieron estables mientras que la economía mundial creció. Pero el ritmo del cambio necesita acelerarse si queremos lograr nuestras metas de desarrollo además de reducir los riesgos climáticos”.

Aprovechando la Oportunidad Global es una continuación de Mejor Crecimiento, Mejor Clima: El Nuevo Informe de Economía Climática, el cual fue publicado en septiembre de 2014. La Comisión Global está conformada par 28 líderes en las áreas de gobierno, negocios y finanzas de 20 países.

Notas a los Editores:

La Nueva Economía Climática (The New Climate Economy) es el principal proyecto de la Comisión Global sobre la Economía y el Clima. Fue establecida por siete países: Colombia, Etiopía, Indonesia, Noruega, Corea del Sur, Suecia y el Reino Unido, como una iniciativa independiente para examinar cómo los países pueden lograr un crecimiento económico mientras afrontan los riesgos planteados por el cambio climático.

Presidida por el ex Presidente de México Felipe Calderón, y copresidida por el reconocido economista Lord Nicholas Stern, la Comisión está compuesta por 28 líderes de 20 países, entre ellos a ex jefes de gobierno y ministros de finanzas, lideres empresarios, inversionistas, alcaldes de las ciudades y economistas.

La investigación para la Comisión se ha llevado a cabo por una colaboración entre los principales institutos de economía global y política, incluyendo al Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) (Socio Gestor), Climate Policy Initiative, el Ethiopian Development Research Institute, el Instituto para el Crecimiento Ecológico Global (GGG, por sus siglas en inglés), Consejo de Investigaciones sobre las Relaciones Económicas de la India (ICRIER, por sus siglas en inglés, el Instituto de Desarrollo de Ultramar (ODI, por sus siglas en inglés), el Instituto Ambiental de Estocolmo (SEI, por sus siglas en inglés) y la Universidad Tsinghua.

Close
Close

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Close

Close