G20

México, sede de la 7ª. Cumbre de Líderes del G20

4 de septiembre de 2017

Firmemente comprometido con el éxito de la Cumbre en lo que respecta a los acuerdos alcanzados y el impacto positivo que tendrá en la economía mundial, México asumió la presidencia anual del G-20 a cargo del presidente Felipe Calderón, que se llevó a cabo los días 18 y 19 de junio de 2012 en la ciudad de Los Cabos, en el Estado de Baja California Sur, y confirmó que además de ser un país emergente, es un actor responsable e influyente, tanto a nivel regional como mundial.

 

Los logros de la reunión con base en la declaración de líderes:

  • Apoyo a la estabilización económica y la recuperación global.

El crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado sigue siendo la principal prioridad del G20, pues conduce a una mayor generación de empleos e incrementa el bienestar de los pueblos de todo el mundo.

  • Empleo y Protección Social.

El empleo de calidad forma parte medular de las políticas macroeconómicas. Los empleos con derechos laborales, cobertura de seguridad social e ingresos dignos contribuyen a un crecimiento más estable, mejoran la inclusión social y reducen la pobreza. Es fundamental para todos los países crear empleos y reducir el desempleo, particularmente entre jóvenes y en los grupos más afectados por la crisis.

Comprometidos los lideres firmemente con el libre comercio y la inversión, la expansión de los mercados y la oposición al proteccionismo en todas sus formas, condiciones necesarias para la recuperación económica global sostenida, el empleo y el desarrollo. Destaca la importancia de un sistema de comercio multilateral, abierto, predecible, basado en reglas, transparente y el G20 se compromete a garantizar la relevancia de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

  • Fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional.

El G20 reconoce la importancia de que las redes mundiales y regionales de apoyo financiero sean efectivas. Recibiendo con agrado los compromisos firmes para incrementar los recursos disponibles del FMI. Éste es el resultado de un amplio esfuerzo de cooperación internacional que abarca a un gran número de países. Los compromisos exceden los 450 mil millones de dólares y son adicionales al aumento de cuotas conforme a la Reforma de 2010. Estos recursos estarán a disposición de todos los miembros del FMI, y no están asignados a alguna región en particular.

  • Reformas al sector financiero y fomento de la inclusión financiera.

El G20 reconoce que el informe de avances del Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) le ayudara a cumplir con los compromisos de fortalecer la estabilidad financiera y la supervisión más cercana del CEF para su implementación a nivel nacional, además de llevar a cabo de forma oportuna, íntegra y consistente la implementación de las políticas acordadas con el objeto de consolidar un sistema financiero global integrado y estable y poder prevenir crisis futuras.

  • Mejoramiento de la seguridad alimentaria y soluciones a la volatilidad de precios de las materias primas.

El Plan de Acción sobre Volatilidad de Precios de los Alimentos y la Agricultura adoptado por los Ministros de Agricultura en 2011 ponía de relieve que alimentar a una población mundial de más 9,300 millones de personas en 2050 requeriría de un incremento de entre 50% y 70% en la producción agrícola en general y de casi 100% en la producción agrícola en los países en desarrollo. Reconocemos que aumentar la producción y la productividad sobre una base sustentable considerando al mismo tiempo las distintas condiciones agrícolas es uno de los mayores desafíos que el mundo enfrenta en la actualidad.

  • Respuestas ante los Retos del Desarrollo.

Erradicar la pobreza y lograr un crecimiento fuerte, incluyente, sustentable y equilibrado siguen siendo los objetivos medulares de la agenda de desarrollo del G20. Reafirmando su compromiso de trabajar con los países en vías de desarrollo, particularmente los países de bajos ingresos, y ayudarlos establecer las políticas y prioridades de orientación nacional que se requieran para alcanzar los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, sobre todo los Objetivos de Desarrollo del Milenio y más allá.

  • Promoción de la prosperidad perdurable mediante el crecimiento verde incluyente.

El desarrollo y la prosperidad de la generación actual y las generaciones futuras, a largo plazo, nos exige ver más allá de la crisis económica inmediata. Reconocemos la importancia de encontrar vías que permitan que el crecimiento económico, la protección del ambiente y la inclusión social puedan complementarse y reforzarse mutuamente. El crecimiento verde incluyente en el contexto del desarrollo sustentable y la erradicación de la pobreza puede ayudarnos a alcanzar nuestras metas de desarrollo y crecimiento económico, y, al mismo tiempo, proteger nuestro entorno y mejorar el bienestar social del que depende nuestro futuro. Coincidimos en que el crecimiento verde no debe ser utilizado para introducir medidas proteccionistas.

  • Intensificación de la lucha contra la corrupción.

La corrupción obstaculiza el crecimiento económico, amenaza la integridad de los mercados, socava la competencia justa, distorsiona la asignación de recursos, destruye la confianza pública y menoscaba el Estado de Derecho. Invitamos a todas las partes relevantes a desempeñar un papel activo en el combate a la corrupción.

 

Conclusión

Los líderes reconocen el amplio impacto de las decisiones del G20 y les complació el importante esfuerzo que realizó la presidencia mexicana por ampliar el diálogo hacia otros actores, incluyendo las reuniones de Business20, Labor20, Youth20 y Think20. Continuaran realizando esfuerzos con países no miembros, las organizaciones regionales e internacionales, incluyendo las Naciones Unidas y otros actores.

Close
Close

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Close

Close